Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas
Haz tus comentarios sobre:
 

A favor de la regeneración de la ineficaz y desprestigiada justicia española

Rellena la información requerida:

Nombre:
Correo Electrónico
Página web del autor
Comentario
( Puedes utilizar algunos códigos HTML, como <b>, <i>, <a> )
 
 

Pulse aquí para darse de alta en los boletines de los comentarios de la noticia

Pulse aquí para darse de baja en los boletines de los comentarios de la noticia

Comentarios

Ignacio Alvo dijo
 
Pues yo creo que hay casos (como los violadores) en los que es un enfermo. Esto significa que la única salida razonable es apartarle de la sociedad. Yo no pido que sufra ni que se le mande a trabajos forzados, sobre todo si -siendo un enfermo- no tiene una responsabilidad completa sobre sus actos. Pero es evidente que dejarle libre supone condenar a sus víctimas, por lo que se deberían habilitar espacios de donde no pudieran escapar, que pudieran llevar una vida lo más plena posible y donde periódicamente se les pueda revisar su situación por si esta cambiara. Mi única duda con esta solución es que recuerda peligrosamente a los psiquiátricos soviéticos, donde consideraban que dado que sólo a un enfermo mental podría no gustarle el paraíso terrenal soviético, confinaban al encierro de por vida y sin ninguna garantía jurídica a los disidentes. Supongo que esto merece más reflexión que unos comentarios a vuelapluma.
frid dijo
 
Ignacio, has tocado, como de pasada un tema muy interesante. ¿Hay regeneración posible de un delincuente? ¿hay que considerarle un enfermo? y... en clave progresista ¿la sociedad es culpable de que los "pobrecitos" delincan?.

Si el delincuente no es un enfermo o es un enfermo derivado de un mal comportamiento... la ley debe tratarle primero como "delincuente" y la sociedad ha dado a los jueces el poder judicial para "retirar de circulación" los individuos peligrosos y a las "leyes" la organización para que eso esté garantizado.

Si consideramos al delincuente un enfermo ¿cómo está garantizada su curación y su no reincidencia? ¿No significaría esa barbaridad que el "delincuente" perdería garantías jurídicas del final de su condena. Yo no sé si reincidiré o no, pero si me imponen una pena, con o sin arrepentimiento, saldré cuando la cumpla.

La sociedad ¿culpable? por supuesto, y sobre todo los políticos, pero de manera derivada. Una sociedad permisiva facilita el delito, una sociedad rígida facilita la tiranía y la hipocresía. El delito está en la tentación de la debilidad humana, pero también en la soberbia del que se cree "muy inteligente"... y ¿los necesidados? Obrar por necesidad en un delito es siempre un atenuante.

Todo está pensado, pero gobiernan personas "relativistas" que quieren partir de cero y recrear la realidad.

Mao con su revolución cultural produjo millones de muertos para que ahora recuperen los chinos otro tipo de imperialismo, no del mandarín sino de la mezcla de "miembro del partido y empresario"... una nueva aristocracia.

Así son las revoluciones.

Ignacio Alvo dijo
 
Hay muchas cosas que cambiar en la Justicia, y la mayor parte tienen que ver con el poder Legislativo y Ejecutivo.

En primer lugar se les debe dotar de medios informáticos eficaces, al menos tan eficaces como los de Hacienda. ¿Acaso debemos estar más controlados los ciudadanos que pagamos impuestos que los criminales que delinquen?

En segundo lugar se deben cambiar algunas leyes que -evidentemente- han motivado el colapso en la Justicia.

Sin ánimo de exhaustividad:

1º/ La reincidencia. No puede ser que los jueces ocupen un 80% de su tiempo volviendo a juzgar una y otra vez a los mismos delincuentes que -sistemáticamente- vuelven a la calle. Yo no pido que sea como en Estados Unidos, donde una tercera reincidencia supone prácticamente la cadena perpetua, pero sí una temporada significativa en la cárcel. Esto aliviaría a los jueces de una carga inútil y excesiva de trabajo.

2º/ No convirtamos en delincuentes a los que no lo son. El ámbito de la conducción de vehículos de motor debe quedar, salvo casos concretos y tipificados, en el ámbito administrativo. Lo mismo podría decirse de muchas actividades que se han criminalizado al mismo tiempo que a los delincuentes se les ampara y protege.

3º/ Hay algunos delitos, como los de los violadores, en los que se sabe que no hay regeneración. Si se cambian las leyes para que cumplan íntegras sus condenas, no sólo salvaremos a muchas víctimas inocentes, sino que también evitaremos que los jueces vuelvan a tener que juzgar a esos mismos delincuentes una y otra vez.

Es posible que estas medidas lleven consigo un aumento de la población reclusa, pero creo que los beneficios superan con creces este inconveniente: Por una parte, todos estaremos más seguros, por otra la justicia se desatascará y cumplirá uno de sus requisitos básicos (la rapidez) y por último, si la justicia es eficaz y rápida y las penas se cumplen, es posible que a muchos delincuentes ya no les compense delinquir.

Un saludo

frid dijo
 
Javier: la rebelión de los jueces toca una parte importante de su esencia: o son independientes o no son jueces sino parte del sistema.
Otra cosa es que los jueces "progresistas" dicen incluso en sus conferencias que han de interpretar la ley para hacerla progresista.
Otro tema es la Carta Magna, como paraguas no sólo de independencia de los jueces sino como defensa de las libertades. ¿Ahí son conscientes los jueces que su politización nos exclaviza?