Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
30.7.2008.

Medicopter 117


Por: Maite Vaquero Oroquieta

Cada vida cuenta. ¿De verdad?

0 comentarios


Medicopter 117

Cada vida cuenta. ¿De verdad?  
 

Producida por la RTL, Medicopter es una de las series de ficción de mayor éxito en Alemania, con una media de 6,7 millones de telespectadores.  Empleando un helicóptero equipado para urgencias, un equipo de médicos y enfermeros acuden a resolver problemas a lugares de difícil acceso, siendo la lucha contra el tiempo y la profesionalidad sus armas cotidianas.   

Como toda serie, las relaciones que se establecen entre los pilotos, médicos y enfermeros dan ese punto que hace esperar la serie cada semana.

Pero yo quisiera indicar una paradoja. El subtítulo de la serie es: “Cada vida cuenta”.  

En uno de los episodios, una doctora resulta con quemaduras muy graves; sus compañeros saben que va a morir y, para evitarle el sufrimiento, uno de los médicos del equipo le suministra una inyección letal.

Alguno de los compañeros dudan, pero el médico lo solventa rápidamente.

Por esto podríamos decir que el subtítulo de la serie es, cuando menos, irónico.  

Hoy en día hay medicamentos que hubieran ayudado a la doctora a morir en paz y sin dolor.  No entendemos por qué se nos ofrece la eutanasia como única alternativa, si bien   es comprensible, pues hay una serie de países que ya la contemplan en sus leyes o quieren incorporarla. La serie serviría como apoyo a esta tendencia.  

No invento nada nuevo cuando indico que las series de televisión o las películas son un medio perfecto para dirigir las cabezas de los sufridos espectadores. En mis épocas jóvenes, faltaban médicos en EEUU y se resolvió el problema con series que me gustaban mucho, pero eran políticamente correctas y bastante poco reales pues el médico era una especie de ídolo que todo lo resolvía, sin dar espacio al fracaso.  

Por lo tanto, según lo visto en esta serie que se emite en ETB2 cada sábado, no todas las vidas cuentan por igual. Esperemos que sólo sea en la ficción.  
 

María Teresa Vaquero Oroquieta


FOTOS -