Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.8.2008.

El patriotismo y los valores morales venden


Me ha sorprendido muy gratamente el contenido del último anuncio publicitario protagonizado por Gasol, que, en dos frases, sintetiza una concepción del mundo: “Ser español no es una excusa, es una responsabilidad”.

0 comentarios


Me ha sorprendido muy gratamente el contenido del último anuncio publicitario protagonizado por Gasol, que, en dos frases, sintetiza una concepción del mundo: “Ser español no es una excusa, es una responsabilidad”; “Esta bien  conseguir que tu país te admire, pero es mucho mejor que el mundo admire a tu país”.
 
La apología del esfuerzo y de la responsabilidad que hace este anuncio resulta  extravagante en el panorama publicitario en el que, de forma machacona, se nos incita a conseguir toda suerte de parabienes y placeres sin esfuerzo, sin dolor y sin compromiso – libertad es el eufemismo que se utiliza-.
 
Pero aún resulta más estrambótico si lo contrastamos con  la actitud de los políticos del PSOE que nos gobiernan. Desde que ZP está en la Moncloa su política interna e internacional se ha caracterizado por las cesiones continuas ante los enemigos de España (léase terroristas, nacionalistas, estados vecinos: Marruecos, Mauritania, Senegal), socios de la UE (fondos comunitarios…) y por la renuncia a los grades objetivos colectivos que los Gobierno de Aznar había  marcado para España, que se basaban en la confianza y el esfuerzo individual y colectivo (superávit, reformas económicas estructurales, trasvases, obras públicas, pleno empleo…)
 
Y ahora resulta que Gasol se atreve a plantear objetivos ambiciosos a España como país, y a los españoles, como pueblo importante y con peso en el mundo; aparece alguien que cree en sí mismo y en sus posibilidades y que está dispuesto a asumir el reto de ser un líder, y lo hace como reclamo para vender material deportivo.
 
O los publicistas han perdido el juicio o el patriotismo y los valores morales venden. Yo más bien creo en lo segundo y estaría muy bien que se enterasen de eso en la calle Ferraz –y en Génova-.


FOTOS -