Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.8.2008.

¿Por qué les molesta el funeral de Estado?


Por: Colaborador

El Gobierno estaba reticente a celebrar un funeral de Estado. El presidente de la Fundación Cives, Vitorino Mayoral, argumenta que un estado laico debería de avanzar hacia un funeral laico, con un rito propio.

1 comentarios


Como ya hemos informado, el Gobierno estaba reticente a celebrar un funeral de Estado. El presidente de la Fundación Cives, Vitorino Mayoral, argumenta que un estado laico debería de avanzar hacia un funeral laico, con un rito propio.
 
HISPANIDAD.COM, Luis Losada Pescador.- Por eso cuando De la Vega informaba el pasado jueves de los tres días de luto oficial, también informó que no se había previsto nada sobre un funeral de Estado. Finalmente el pasado viernes se anunció que el funeral de Estado se celebraría el próximo 1 de septiembre en La Almudena y celebrado por el cardenal arzobispo de Madrid, Mons. Rouco.
 
El anuncio ha sido el chispazo para que saltaran todos los laicistas que en el mundo son. El presidente de la Fundación Cives, Vitorino Mayoral, argumenta que un estado laico debería de avanzar hacia un funeral laico, con un rito propio. Una especie de ‘ceremonia de despedida' sin apelar a la trascendencia. Algo así como las primeras comuniones laicas.
 
Se olvida Mayoral de un par de cosas. En primer lugar de que nuestro Estado no es laico, sino aconfesional. Es decir, no toma posición por ninguna religión, pero tampoco en contra. Es más, al conminar nuestra Constitución a que a los poderes públicos 'colaboren' con las diferentes confesiones reconocidas, se establece un reconocimiento implícito de que la religión es un bien que el Estado debe de proteger, defender y valorar. Tanto como para cooperar.
 
Por lo tanto, el funeral laico no ha lugar. Porque el Estado reconoce que la religión juega un papel en el orden social y en la procuración del bien personal y -por ende- del bien común. Apelar al funeral laico no es sino sinónimo de imposición de una posición antitea que por cierto, no concuerda con el sentimiento espiritual o trascendente de la mayoría de los españoles. Sería tanto como asumir que el Estado es confesionalmente ateo. Absolutamente incompatible con el respeto y la tolerancia propias de un Estado democrático. Por otra parte, nada hay tan natural como apelar a la trascendencia cuando el ‘festino' sacude con tanta violencia como lo hizo el pasado miércoles en Barajas.
 
Pero Mayoral ofrece una alternativa antes de llegar a ese soñado ‘funeral laico'. Se trata de una ceremonia multiconfesional. Apela a la existencia de víctimas de otras confesiones. Argumenta también que tras la tragedia del 11S en Estados Unidos se ofició una ceremonia multiconfesional. Se le olvida añadir que entonces el propio presidente norteamericano, George Bush, salió al altar para entonar una oración por las víctimas y sus familias. Y sobre todo, se olvida de que -lo quiera o no- España es una nación con una tradición católica que Estados Unidos no tiene.
 
Da igual. Se trata de azuzar las malas hierbas. Y siempre encontrará evangélicos o islámicos dispuestos a jugar el juego. En el fondo de todo se encuentra no el sentimiento antirreligioso, sino el sentimiento anticristiano, la ‘cristofobia'. Porque yo, que me reconozco católico, desearía un sepelio católico en caso de un accidente similar. Pero si mi avión siniestrado se encontrara en Arabia o en Marruecos, entendería que se hiciera un funeral islámico. Y mi familia acudiría a él, sin más prejuicios, aunque organizara otro funeral católico tras repatriar mis restos. ¿Por qué no ocurre el mismo respeto recíproco? ¿Quién es quien no ha entendido la extensión y amplitud de la liberad religiosa? ¿A quién ofende que se celebre un funeral católico por las víctimas, mayoritariamente católicas?
 
 
* www.hazteoir.org/


FOTOS -