Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
30.8.2008.

Sigue la campaña de CEAPA y la confusión con los libros de texto


Por: Redacción

Sin libro para EpC a raíz de la incertidumbre sobre la asignatura. Al margen de la opinión sobre la asignatura, los padres coinciden en que la Junta debería tomarse más en serio la educación de sus hijos.

0 comentarios


La mayoría de centros de Secundaria ha aplazado la recomendación de un libro de texto para la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC). La falta de profesores en junio y la incertidumbre en torno a cómo se iba a dar la asignatura han propiciado el retraso, según publica el diario Mediterráneo.

Por su parte, el diario La Verdad  informa de que, a falta de poco más de dos semanas para que comience el curso escolar en Secundaria, los padres de los alumnos que comenzarán a dar EpC este año están totalmente “desorientados” respecto al libro de texto que han de comprar a sus hijos. Y es que, a dos semanas del inicio de las clases, las editoriales que propusieron publicar el manual en inglés, idioma en el que, en principio, se va a dar la materia en la Comunidad Valenciana, ha puesto en venta el resultado de su traducción.

Incertidumbre también ante lo que finalmente dirán los tribunales acerca

de la orden del Consell sobre EpC y escaso margen de maniobra son los principales motivos a los que miembros de la comunidad educativa y libreros achacan este retraso. Y es que, en caso de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana decida suspender su impartición en inglés, como ya hizo cautelarmente con la opción que permitía aprobarla con trabajos, las editoriales se encontrarían con libros que no podrían vender, según este diario.

A pesar del caos organizativo, la falta de tiempo y la desorientación de los padres, la Conselleria de Educación insiste, incluso después del varapalo  que supuso la suspensión cautelar de la opción B y la obligación de que los exámenes sean en castellano o valenciano: “La asignatura se dará en inglés”, ha asegurado el conseller Alejandro Font de Mora. Sin embargo, va a ser difícil, teniendo en cuenta la ausencia del libro y que la mayoría de padres e institutos a favor de la asignatura

pretenden darla en castellano o valenciano y que los que están en contra piensan objetar.

Además, tampoco está claro si habrá suficiente profesorado de Filosofía y Letras o Geografía e Historia con titulación adicional en inglés para impartirla, ya que ya el que sólo posee la titulación de inglés escasea. La incógnita se despejará en septiembre, ya que Educación pospuso la adjudicación de plazas a ese mes.

“Deberían tomarse en serio la educación de nuestros hijos”

Así las cosas, al margen de la opinión sobre la asignatura, en lo que coinciden todos los padres es en tener la amarga sensación de que la pugna entre el Gobierno central y el Consell tiene una víctima muy clara: sus hijos.

Para la presidenta de la FAPA Enric Valor, Adoración Martínez, “la Conselleria de Educación ha conseguido con su actuación respecto a EpC lo que no habían logrado otras de sus ideas, y es que los padres nos unamos por nuestros derechos”. Según Martínez, la decisión de dar EpC en inglés, es “surrealista”, ya que, “ni hay profesores suficientes, ni los alumnos tienen el conocimiento suficiente de la lengua”, lo que ha llevado a los padres a “comprar los libros de texto en castellano o valenciano” y presentar ante el registro de la Conselleria de Educación su “exigencia de que se dé en estas lenguas”.

La FAPA pide al conseller, Alejandro Font de Mora, que “escuche a los padres” y que “se deje de ideas imposibles como colegios trilingües hasta que haya solucionado cuestiones básicas como la existencia de barracones, la falta de ordenadores o las dificultades para sustituir profesores, que es lo único que nosotros le pedimos”, apunta Martínez.

“Nosotros hemos opinado desde un principio que EpC supondría un problema porque su adhesión al currículum no parte del consenso”, indica la Fapa Gabriel Miró, que preside Ramón López Cabrera. Defiende que debería existir un “pacto por la educación” y que las autoridades deberían “tomarse en serio la educación y evitar utilizarla como elemento de confrontación, porque los que lo pagan son nuestros hijos”, refiere Joaquín García, miembro de la FAPA.

Respecto a la compra de libros de texto, García explica que los padres “han optado por aquellos manuales que sus hijos y ellos comprenden, ya que no tiene sentido darla en inglés cuando los alumnos no tienen las competencias adecuadas ni hay profesores suficientes”. Considera, además, que es “un contrasentido” que se dé en inglés y se evalúe en castellano o valenciano. “Ya nos gustaría a nosotros que nuestros hijos tuviesen el nivel de inglés requerido, pero todos sabemos que no es así, y entendemos que es pretencioso por parte de la Conselleria añadir a una asignatura que ya ha sido cuestionada desde sus inicios por diversos motivos, un nuevo hándicap“, opina García.


FOTOS -