Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
31.8.2008.

Necesitamos un mundo mejor


Por: Manuel de la Hera

Es de otro orden la apoteosis de Denver en comparación con el festejo de Pekín. En la ciudad norteamericana se celebró el acto final de la convención del partido demócrata en un clima de euforia.

0 comentarios


Es de otro orden la apoteosis de Denver en comparación con el festejo de Pekín. En la ciudad norteamericana se celebró el acto final de la convención del partido demócrata en un clima de euforia. Se ha conseguido unir a favor de Obama toda la fuerza de ese partido al pronunciarse a su favor Hillary, su oponente en la lucha por el liderazgo. En Norteamérica se va caminando hacia un nuevo mandato presidencial, a través de un duro entrenamiento. En Pekín, hace tan sólo unas semanas, se abrió la gran puerta de la competición olímpica.

No es comparable la expectación que se dio en la apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín, en verdad impresionante, con el final de la convención del partido demócrata en la ciudad norteamericana de Denver. A juzgar por ello podría decirse que el mundo más quiere juegos que otra cosa, aunque lo que se necesite no sean juegos por muy entretenidos que éstos lo hayan sido. Los juegos en Pekín se acabaron, pero la preparación para un nuevo periodo de trabajo en Estados Unidos de Norteamérica, con nuevos programas y gente al frente de ellos, sigue su curso. Faltan unos meses que se estima van a parecer muy largos.

En ese tiempo de espera no se debe estar con la mente adormecida, ya que se están dando hechos preocupantes en muchas y diversas partes del mundo. Hoy día la lejanía no es motivo suficiente para creer que no nos afecta lo que ocurra en otros países. Nuestros soldados están en Líbano, Afganistán, Kosovo y otros países africanos. Las aguas cercanas a Somalia siguen siendo peligrosas para los barcos pesqueros españoles a los que sería necesario dar protección. Ahora se ha creado en Georgia una situación de dominio a la fuerza que es verdaderamente preocupante, al tiempo que buques de la OTAN navegan en el Mar Negro, donde también lo hacen buques de la Armada rusa. Son fuerzas en presencia.

Misiles de largo alcance, impactando en blancos a 7.000 kilómetros de distancia y de los que se asegura, por sus poseedores, que son capaces de esquivar el escudo de la OTAN y cualquier otro similar. Sigue este “juego” que no tiene nada de divertido pero que parece que les divierte mucho a quienes se están olvidando de cuales son los verdaderos deberes de los gobernantes. Se olvidan, o no quieren saber nada, de que el mundo necesita paz y libertad y que es necesario que desaparezca el temor a las confrontaciones de fuerza motivadas por deseos de dominio, de ser quien impone la ley - la suya - a costa de hundir a los demás.

Con esas circunstancias, nada gratas por cierto, se lee en un editorial - de un diario de gran importancia en España - que Europa debe parar los pies a Moscú: “es necesario que la UE responda con toda la firmeza posible para hacer saber a Moscú que ha rebasado una línea al romper con la legalidad internacional y abrir la caja de Pandora de la revisión de todas la fronteras enteras en el espacio ex soviético”. Es una buena decisión, ¿pero cómo se pondrá en práctica?.
Una vez más se pone de manifiesto que Europa no tiene los medios necesarios para ser escuchada en el mundo. Falta cohesión y deseo de ser fuertes en todos los sentidos; ni siquiera una estrategia clara y concreta para lograr metas de interés general.

Mientras tanto sigue la preparación en USA para que las urnas den su veredicto a favor de un nuevo presidente, el que hayan considerado que puede hacer frente a cuantas dificultades hay en nuestro mundo. No es asunto ese que no nos interese.

Es hora de hablar seriamente de lo que significa un peligro cierto para Europa; para nuestra forma de considerar que la vida debe discurrir por los caminos de la justicia, la paz con amor y respeto para todos en libertad.

Es hora de hacer un esfuerzo especial para apartarnos de esas cuestiones que llenan la mente de rencillas entre unos y otros. Hay que solucionar todo lo que sea necesario de esas cuestiones y no perder de vista en ningún momento esos asuntos internacionales que amenazan la paz.
Es hora de que se nos dé a conocer, con todo detalle y exactitud, la situación real y el camino a seguir para lograr un mundo mejor; tal como se supone habrán hablado de ello, en Marivent, el Rey y el presidente del Gobierno de España. ¿Cuándo tendremos la satisfacción de recibirla?.

Manuel de la Hera Pacheco.-


FOTOS -