Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
 





Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
17.10.2008.

DIA MUNDIAL CONTRA EL DOLOR


Por: Álvaro Vazquez

Hoy se celebra en el Mundo esta jornada de concienciación, organizada por la Federación Europea de la Asociación Internacional contra el Dolor. La Asociación Internacional para el Estudio contra el Dolor (IASP) ha designado este 17 de Octubre como Día Global contra el Dolor.

0 comentarios


DIA MUNDIAL CONTRA EL DOLOR 

     Hoy se celebra en el Mundo esta jornada de concienciación, organizada por la Federación Europea de la Asociación Internacional contra el Dolor. La Asociación Internacional para el Estudio contra el Dolor (IASP) ha designado este 17 de Octubre como Día Global contra el Dolor.

     La campaña actual cuenta con un fin prioritario: concienciar a la opinión pública, a los profesionales sanitarios y a las autoridades gubernamentales de la necesidad de combatir el dolor, en cualquiera de sus formas.

     El Diccionario de la Real academia Española de la Lengua define el dolor como una sensación molesta y aflictiva de una parte del cuerpo por causa interior o exterior. Pero…debemos tener en cuenta que la aceptación del dolor es distinta en cada persona. Depende de factores tipo fisiológico (receptores de dolor), autodisciplina e incluso el sentido que se dé al propio sufrimiento como medio para desarrollar la personalidad y elevarse espiritualmente. Hay que tener presente también, que a veces el dolor espiritual o moral (desesperación, angustia, soledad, miedo, pérdida de la esperanza, abandono, etc.) es mayor que el dolor físico.

     En un reciente artículo aparecido en The Human Life Review (Spring 2007), titulado “The Aftermath of Abortion Trauma”, escrito por E. Joanne Angelo, Doctora en Medicina, se nos recordaba con crudeza la amargura del dolor que produce el, interesadamente desprestigiado, SD. POSTABORTO. Explica la Dra Angelo en el citado artículo el dolor que causa la pérdida de un niño prematuro, refiriéndose a esta pérdida comouna pesada carga para los padres y las familias”; así como el dolor que se produce por la pérdida de un niño por un aborto natural: entonces también sufren profundamente, aunque frecuentemente su dolor lo vivan en privado, o lo oculten” En un artículo de 2003, en la Revista Americana de Crianza Materno-Infantil, al que se refiere la Dra Angelo se afirma: “Sabemos, por estudios sobre la mujer, que la pérdida natural del feto es un suceso que cambia la vida, y que las mujeres experimentan sentimientos de vacío, miedo, culpabilidad y tristeza. Tienen una mayor necesidad de apoyo y albergan muchos temores acerca de su futuro embarazo. Mantienen un elevado nivel de depresión y ansiedad, incluso un año después del suceso. Temas recurrentes en mujeres que han sufrido un aborto espontáneo son el enfado y la frustración, el sentimiento de culpabilidad, sentirse sola, imaginarse que nadie podrá realmente comprender la profundidad de su dolor, y quedarse como atontada por el dolor”

     Y continua la Dra Angelo explicando que: “es sin duda, la muerte de un niño por el aborto provocado la más traumática de las pérdidas y del pesar consiguiente”

     “La muerte es violenta y prematura, y el cuerpo queda desmembrado. Para esos padres no quedan restos, ni un niño que tener en brazos, ni fotos que conservar, ni una ceremonia religiosa, ni una tumba que visitar. Las madres y los padres de hijos abortados sufren en soledad los sentimientos de desolación, de dolor, de culpabilidad, y frecuentemente sin admitirlos ni mencionarlos entre ellos mismos. La sociedad no otorga validez a sus insoportables sentimientos”

     “La relación mutua entre padre y madre se deteriora con frecuencia, debido a sus actitudes contradictorias sobre el aborto y respecto del papel que cada uno ha tenido en ello. Dolor, culpabilidad, depresión, odio a uno mismo, abuso de medicamentos, le lleva a tener poca energía física o afectiva en sus relaciones personales, en el trabajo, o en el estudio. Sus vidas se revuelven y se vienen abajo”

     “Las mujeres que no pueden dormir por la noche, con pesadillas recurrentes de niños a los que se mata o se hace trozos, con frecuencia recurren al alcohol, a las pastillas somníferas o a las drogas ilegales para conseguir dormir. Imágenes que les recuerdan su experiencia vivida del aborto provocado les acosan durante años, provocadas por cosas tan normales en el día a día como el sonido de una aspiradora de limpieza, o del aparato de succión en la clínica dental, o el sonido de la música que escucharon en la clínica abortista, o ver a un niño en un anuncio en la televisión, o un examen ginecológico. Escenas retrospectivas que les hacen revivir el procedimiento abortivo que sufrieron. Les envuelve una ola de ansiedad, palpitaciones, hiperventilación, e hipersensibilidad al sonido”

     “Cada año, la fecha en que debía haber nacido el niño y el aniversario del aborto provocan dolor y sentimiento de culpabilidad. Los nuevos embarazos pueden ir acompañados con sentimientos de incapacidad para ser madre, lo que conduce a múltiples abortos. Y los fallecimientos en la familia provocan dolor y remordimiento por pérdidas pasadas también”

     “También pueden alterarse las relaciones con otros niños, en familias en las que ha habido abortos. Los niños que han venido después pueden ser objeto de sentimientos maternos contradictorios o de una sobreprotección por parte de la madre. Saber que ha habido hijos que se han abortado por tener malformaciones puede llevar a que los otros niños crean que cualquier actuación por su parte que sea “menos-que-perfecta” puede ser también un motivo para ser rechazado. Los abuelos, amigos, orientadores y enfermeras escolares que aconsejaron abortar, así como los que practicaron el aborto, tampoco escapan de la onda expansiva de esta epidemia actual de dolor y culpabilidad”         

Un prolijo elenco normativo avala la salvaguardia de la naturaleza en su conjunto, de sus bosques, de su fauna, de sus ríos, de sus montañas…, pero no es así en el acervo jurídico referido al ser humano, cuya inteligencia debería llevarle a la protección máxima de su especie en todas sus etapas, pues ostenta como atributos específicos, el entendimiento y  la voluntad mediante los cuales debería acrisolar lo más íntimo de su conciencia. El aborto como una “opción” que se atribuye la propia madre, es sin duda una solución banal y errática propia de sociedades mediocres que se aproximan más a la crueldad que al progreso. Hablamos de vidas humanas, no de objetos ceñidos al tráfico mercantil. 

SEA HOY, 17 DE OCTUBRE, UNA FECHA PARA REFLEXIONAR TAMBIEN SOBRE EL DOLOR QUE EL ABORTO DEJA EN NUESTRAS VIDAS.  

Zaragoza a 17 de octubre de 2008 

Álvaro Vázquez Prat.

Miembro del Comité de Expertos de la Plataforma Derecho a Vivir.


FOTOS -