Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.12.2008.

Éxito de una operación a un feto de 24 semanas; y siguen pidiendo aborto libre


Por: Redacción

El equipo de cirugía fetal del hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha operado con éxito, en el útero de su madre, a un feto de 24 semanas que presentaba espina bífida. A pesar de los cada vez más numerosos casos de operaciones de fetos dentro del vientre de su madre, continúan las peticiones de aborto libre hasta un avanzado estado de gestación e incluso algunos proabortistas lo defienden a lo largo de todo el embarazo

0 comentarios


Ver Fluvium y Forum Libertas

La operación intrauterina de la pequeña Elisabetta, a la que, en la 22 semana de gestación, le detectaron espina bífida, un desorden congénito que produce alteraciones cerebrales graves, malformaciones y parálisis en las piernas, paraplejia o incontinencia de esfíneres, ha permitido arreglar la lesión en la columna antes del nacimiento y evitar la mayoría de complicaciones que comporta la lesión, de manera que a la niña sólo le quedará una leve cojera en el pie izquierdo.

50 minutos operando a un feto de 850 gramos


El equipo médico que operó a la pequeña Elisabetta

Un feto que está siendo operado agarra la mano del cirujano

        Esta operación “a útero abierto” se realizó en la localidad italiana de Trieste, donde viven los padres de Elisabetta, a principios del pasado mes de agosto. Duró 50 minutos sobre un feto de 24 semanas de un peso aproximado de 850 gramos y una longitud aproximada de 24 centímetros.

        Los cirujanos anestesiaron al feto, abrieron el abdomen de la madre y llegaron al útero, en el que practicaron una incisión de diez centímetros para llegar hasta el feto, evitando la placenta. Lo colocaron con la columna cara a ellos y arreglaron la lesión en la columna con aparatos muy finos. El embarazo continuó su curso hasta el nacimiento, en la semana 32.

        Las intervenciones quirúrgicas en fetos pueden suponer una esperanza contra las prácticas de racismo eugenésico, que liquidan a las personas que no se ajustan a un patrón de raza humana, por ejemplo las que sufren síndrome de down, enfermedades genéticas, características diferenciales que pueden representar una minusvalía o incluso problemas como un labio leporino, que puede corregirse con una intervención quirúrgica.


FOTOS -