Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
30.12.2008.

MENDIZABAL


Por: Juan Pontejos

Sobre la "modernización" de Mendizabal.

2 comentarios


MENDIZABAL


En el diario económico "EXPANSIÓN" del 15 de diciembre de 2008, página 24, se publica un artículo de "Opinión" firmado por Miguel Valverde. En el cual se afirma: "En 1836 el entonces presidente del Consejo de Ministros con Isabel II, Juan Álvarez Mendizábal, puso en marcha un ambicioso proyecto de expropiación de los amplios latifundios improductivos de la Iglesia y las órdenes religiosas con los objetivos de reducir la cuantiosa deuda del Estado y de crear una amplia clase de pequeños propietarios que dieran vida y riqueza a lo que hasta entonces habían sido tierras muertas". El articulo termina ensalzando la "modernización" de España que se consiguió con este proceso.


       Pienso que merece la pena hacer un poco de historia con los antecedentes de esa "modernización". En el año 1798 se decretó la primera desamortización eclesiástica por la paupérrima situación  de la Hacienda pública que se había ocasionado por las guerras con Francia (1793-1795), con Portugal (1801-1803) y dos contra Inglaterra (1797-1801) y (1804-1808). Carlos IV fue autorizado para ello por un "Breve"  de Pío VII.


 José Bonaparte suprimió todas las Ordenes religiosas en 1809 y requisó las riquezas de muchas iglesias y conventos. También las Cortes de Cadiz, con las que comienza "oficialmente" el liberalismo español, mandaron que se vendieran en pública subasta todas las fincas rústicas y urbanas pertenecientes a las cuatro Órdenes militares. Por Decreto de su ministro de hacienda Canga Argüelles se prohibió la restauración de los conventos destruidos y se suprimían los que no tuvieran, al menos, doce religiosos profesos.


Como se ve, el proceso de "modernización" de España, y destrucción sistemática de la iglesia católica, avanzaba a marchas forzadas desde mucho antes de que el conde de Toreno, antecesor directo de Mendizábal en la Presidencia del Gobierno, decretase, ¡nuevamente!, la expulsión de los jesuitas, cuya Orden era suprimida a continuación. También se suprimían todos los conventos cuyos profesos no llegaran a doce con lo que ratificaba el Decreto de Canga Argüelles. Para completar las medidas de Toreno se produjeron graves desórdenes en toda España, hasta en Zaragoza hubo asesinatos de frailes, quema de conventos y saqueo de Iglesias.  La "progresista" labor gubernamental de Toreno fue seguida de la de su Ministro de Hacienda : Juan  Álvarez "Méndez" (apellido que cambió por "Mendizábal", así como el lugar de su nacimiento en Cádiz por el mas "aristocrático" de Bilbao). Formó parte del trío (Mendizábal-Espartero-Madoz) que mas
 fundamentó legalmente la desamortización, porque  su realización se hizo durante todo el siglo XIX y Mendizábal fue Presidente del Gobierno desde septiembre de 1835 a mayo de 1836. Casualmente los tres fueron masones y pertenecientes al partido liberal-progresista.


Tanto la Iglesia, como los municipios y buena parte de la nobleza disfrutaban de una serie de bienes que no podían enajenar ni vender porque, obligatoriamente, tenían que trasmitir a sus sucesores. Eran los famosos bienes de "manos muertas", eclesiásticas o civiles, de particulares o de instituciones como los ayuntamientos o las universidades, que debían servir a fines determinados en cada caso. Por tanto debemos considerar : 1.-Desamortización de propiedades nobiliarias. 2.- Desamortización de propiedades de ayuntamientos y otros organismos públicos y 3.- Desamortización de bienes eclesiásticos.


       1.- La nobleza poseía casi la mitad de la tierra cultivada en España, pero buena parte de ella estaba constituida por Mayorazgos que no podían ser modificados pues estaban "amortizados" a favor de sus herederos. La desamortización benefició a sus poseedores puesto que no solo les respetó su propiedad, sino que a partir de ella pudieron dividirlos entre sus herederos o venderlos, en su totalidad o en partes. Fue una medida que también favorecía la economía de la nación, pero hubo inaceptables abusos con apropiaciones indebidas por parte de los nobles. En ocasiones hubo tierras propiedad de campesinos, pero  la jurisdicción nobiliaria  se impuso a la verdadera propiedad  y se desposeyó  a los campesinos de sus propias tierras.


       2.- Los ayuntamientos poseían bienes comunales y propios. Ambos fueron vendidos al "mejor postor", que nunca fue gente humilde. Para adjudicarse los bienes, no solo era imprescindible poseer dinero o títulos de la Deuda pública, sino saber sobreponerse a gran cantidad de trampas y subterfugios que abundaban en las subastas. Los bienes comunales eran aprovechados por todos los vecinos para el pasto de sus ganados, obtener leña, caza y pequeños huertos que les servían para proveerse de patatas y hortalizas para el consumo de sus familias. De los bienes propios obtenían los ayuntamientos dinero para cubrir sus presupuestos y pagaban a los médicos y los maestros que servían a la comunidad sin  emolumentos de cada vecino que utilizase sus servicios. Con el expolio de los bienes comunales muchos pobres perdieron su principal fuente de ingresos y empezaron a sufrir la mayor de las penurias. Al quedarse sin bienes propios los ayuntamientos perdieron sus fuentes de financiación.  Se les prometió que serían compensados con ayudas del Estado. Estas fueron siempre insuficientes, se les pagaban hasta con años de retraso y … los ayuntamientos se vieron obligados a suprimir la asistencia sanitaria y la enseñanza públicas y gratuitas. Para hacernos idea de la altura de la pujas de las subastas podemos dar el dato de que: todos los edificios de la Universidad de Alcalá fueron adjudicados por 3.000 duros. Eso si: los ricos de las comarcas se hicieron mucho mas ricos.


       En un próximo capítulo nos ocuparemos de la mas famosa e importante de las desamortizaciones : la que afectó a los bienes de la Iglesia Católica.


                  Zaragoza 29 de diciembre de 2008

                       Juan Pontejos


Otros artículos del autor:

26/11/2008.- El Capital

17/11/2008.- Cosas de Cajal

27/10/2008.- RIQUEZAS

30/9/2008.- FACHIDIOTEN

25/9/2008.- Garzón



FOTOS -