Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
31.12.2008.

El noveno año del tercer milenio


Estamos a las puertas del año 2009 y la incertidumbre nos acompaña.

4 comentarios


No recuerdo haber comenzado un nuevo año con tantas incógnitas y tanto miedo en mi alrededor.

La palabra crisis es la más pronunciada pero la peor crisis no es la económica sino la de valores.

Los que tuvimos la dicha de nacer en la segunda mitad del siglo XX jamás imaginamos que en los comienzos del siglo XXI tendríamos que pasarnos la vida defendiendo la vida de los no nacidos, ni que tendríamos que explicar que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, ni que deberíamos decir que poner una inyección letal a un enfermo o a un anciano es un asesinato, tampoco nos pasó por la imaginación que tendríamos que defender nuestra religión Católica de los ataques del gobierno de turno, ¿alguién podía imaginar que no se castigase el asesinato de los seres humanos en gestación?

Vivíamos en un mundo civilizado y suponíamos que todavía se alcanzarían cotas más altas de civilización, incluso entonces se criticaba que se hiciesen agujeros en las orejas de las niñas para que llevasen pendientes, nos parecía que ésto era un signo de atraso, sin embargo ahora, los piercings y los tatuajes están de última moda entre la juventud.

El mundo camina marcha atrás, el progreso que esperábamos se ha convertido en retroceso, no se respeta la vida sino que se la ataca despiadadamente, los gobiernos de las naciones se han convertido en tutores de la sociedad, la libertad individual está seriamente amenazada.

Por eso el año en el que vamos a entrar no es un año cómo los demás, estamos en una encrucijada, el tercer milenio tiene que ser el del respeto a la vida, el de la libertad de conciencia, la sociedad civil tiene mucho que decir a los gobernantes, las familias tienen que gritar muy alto que tienen el derecho de educar a sus hijos conforme a sus crencias, tenemos la obligación moral de pedir a los gobernantes que respeten nuestra libertad. 


FOTOS -