Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
 





Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
8.1.2009.

Cómo tratar a los hijos adolescentes. Quince consejos de un adolescente a sus padres


Por: Redacción

Carlos Clavell aporta estos consejos. Clave: saber escuchar, ser coherente y no ser cargante. Suena a los consejos de San Pablo a padres e hijos.

0 comentarios


Consejos de un adolescente a sus padres:

Es muy importante escuchar a los hijos, sobre todo si nos cuentan sus problemas. Una lista para reflexionar, pueden ayudar a mejorar la educación y la convivencia familiar.

             Estos consejos aparecieron en una buena revista ---a mi juicio--- que se llama “Hacer Familia”. El autor es anónimo. Me parece que nos pueden hacer reflexionar para mejorar la educación de los hijos. No estoy de acuerdo con el quinto y al final diré porqué. He aquí una pauta que sirve para mejorar la convivencia en la familia.

             1. Trátame con la misma cordialidad con la que tratas a tus amigos. Que seamos familia no quiere decir que no podamos ser amigos también.

             2. No me dés siempre órdenes. Si me pidieras las cosas, en vez de ordenármelas, yo las haría antes y de buena gana.

             3. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer. Mantén tu decisión.

             4. No me des todo lo que te pida. A veces pido para saber hasta dónde puedes llegar.

             5. Cumple las promesas, tanto si son buenas como si son malas. Si me prometes un permiso, dámelo. Si es un castigo, también.

             6. No me compares con nadie, especialmente con mis hermanas o hermanos. Si me ensalzas, el otro va a sufrir. Si me haces de menos, quien sufre soy yo.

             7. No me corrijas en público. No es necesario que todo el mundo se entere.

             8. No me grites. Te respeto menos cuando lo haces.

             9. Déjame valerme por mí. Si tú lo haces todo, nunca aprenderé.

             10. No mientas delante de mí. Tampoco pidas que yo mienta por ti, para sacarte de un apuro.

             11. Cuando haga algo malo, no me exijas que te explique por qué lo hice. A veces, ni yo mismo lo sé.

             12. Cuando estés equivocado en algo, admítelo y crecerá mi estima por ti, y yo aprenderé a admitir mis equivocaciones.

             13. No me pidas que haga una cosa que tu no haces. Aprenderé y haré siempre lo que tu hagas, aunque no lo digas.

             14. Cuando te cuento un problema no me digas “ahora no tengo tiempo para tus tonterías” o “eso no tiene importancia”. Trata de comprenderme y ayudarme.

             15. Quiéreme y dímelo. Me gusta oírtelo decir, aunque tú no lo creas necesario. Me agrada mucho.

             El 5º dice que “… cumpla las promesas… si son malas”. Aquí simplemente hay que decir que no cumple cosas malas. Que no se dio cuenta al hacerla que era mala.

             Es muy importante escuchar a los hijos. Más todavía si nos cuentan sus problemas en su convivencia con nosotros. Seguramente cada uno tiene que darle vueltas a algunos de estos puntos. Muchos de ellos merecerían un artículo aparte.

Carles Clavell
Forum Libertas


FOTOS -