Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.1.2009.

Eso son los Estados Unidos de América


Con la toma de posesión del nuevo presidente, los Estados Unidos dieron una lección al mundo. Una lección de unidad, de orgullo, de moral, de patriotismo, de fe, de ilusión, de esperanza...

2 comentarios


Eso son los Estados Unidos de América
 
Con la toma de posesión del nuevo presidente, los Estados Unidos dieron una lección al mundo. Una lección de unidad, de orgullo, de moral, de patriotismo, de fe, de ilusión, de esperanza... Una lección que nos hace sentirnos a los europeos a una distancia abismal de esa América que, en poco más de doscientos años de historia, con una guerra civil por medio, ha sabido convertirse en la primera potencia del mundo, la que ha salvado hasta tres veces del holocausto universal, incluida la "guerra fría".
 
Esa podría ser, en síntesis, la toma de posesión de Barack Obama ante el Capitolio como 44 presidente de los Estados Unidos, en uno de los más asombrosos festivales políticos que se ha dado la oportunidad de vivir a los habitantes del mundo, unidos por la televisión, justo cuando parece zozobrar en medio de un vendaval de crisis: crisis moral, crisis económica, crisis de identidad, crisis de confianza...
 
Es pronto, como resulta obvio, para aventurar lo que significará la legislatura de Obama. Pero si en la cima de esta pirámide de crisis que padecemos situásemos la de confianza, es evidente que Obama ha empezado por restaurarla. Y aquí hay que hablar de confianza en la capacidad humana para levantarse tras la caída, confianza en las gentes y en los pueblos, confianza en las relaciones internacionales... Puede que nunca vuelvan los tiempos en que los contratos se firmaban con un apretón de manos, con una mirada limpia; aquellos tiempos en los que se confiaba en la palabra dada. Pero de ahí a la profunda desconfianza que hoy se ha establecido, casi como norma, entre patronos y trabajadores, sindicatos y obreros, gobernantes y gobernados, jefes de Estado entre sí, prestamistas y pequeños empresarios... media un abismo que se ha abierto por la degradación de los principios morales, de la cual sobresale el cinismo, el engaño y el desprecio por la dignidad humana. Cosas todas ellas que las estamos viviendo en nuestras propias carnes. No obstante, considero que las primeras medidas contra la vida no son buenos augurios.
 
 
Suso do Madrid


FOTOS -