Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
28.1.2009.

El drama del paro


Por: Jesús Salamanca

Hoy nadie duda que estamos en la antesala de los cuatro millones de parados. Ya estaríamos en ese número si Caldera no hubiera sacado del paro a cerca de quinientos mil parados, con la disculpa del concepto y la formación.

0 comentarios


El drama del paro 
 

     Hoy nadie duda que estamos en la antesala de los cuatro millones de parados. Ya estaríamos en ese número si Caldera no hubiera sacado del paro a cerca de quinientos mil parados, con la disculpa del concepto y la formación. Y es que, como es sabido, el denostado Jesús Caldera cambió los criterios para la consideración de parado, como tal. 

     Han sabido ser hábiles, sin importarles los perjuicios que acarreaban a la ciudadanía. De nuevo basan su actuación la mentira, en la nula planificación, en la tergiversación. Incluso van más allá: niegan las evidencias, como acaba de hacer el presidente Rodríguez en televisión. A fuerza de repetir mentiras, muchos acaban creyéndoselas. La paranoia está cada vez más cerca del Gobierno de Rodríguez. Nos recuerdan al chiste del loro y el cura. 

     Un Gobierno como el de Rodríguez no merece reconocimientos. Se esconden unos detrás de otros. Ni siquiera son dueños de su ingenio. Día tras día acumulan más desprecios internos y rechazos externos. Habría que remontarse muchos años para ver aumentar la tasa de desempleo así y tanta incompetencia como la que acompaña al Gobierno. Lo curioso es que no hay casualidad que valga: siempre con el socialismo y el retorcimiento socialista como protagonista. 

     Podríamos incidir en la incompetencia del Ejecutivo, pero las cifras hablan solas. En un año, el Ejecutivo ha logrado el ‘milagro’ de acumular algo más de un millón doscientos mil (1.200.000) desempleados, con lo que la cifra pone los pelos de punta, además de llevar a la ruina a casi un millón de familias y sembrar el desconcierto en todos los sectores económicos. Nunca en España se había destruido tanto empleo en tan poco tiempo, ni se había esfumado tanta esperanza a la vez. 

     Dicen los expertos que lo peor aún no ha llegado. La escalada acaba de empezar. Las grandes empresas se desprenden de trabajadores; lo hacen no porque sobren, sino porque las perspectivas son bastante negativas a dos años vista y eso no hay empresa que lo soporte. Casi siempre ponemos a nuestro amigo Germán; pero el es solo uno más entre millones que viven con angustia y desasosiego por tener que despedir a los trabajadores de su empresa. 

     Es obligado que Rodríguez pida perdón por el drama que ha creado a millones de ciudadanos y a ese millón de familias que ve como no entra un euro en su casa; aunque después de ver en televisión a Rodríguez y a su 'ríegracietas', dudamos que sea capaz de reconocer algún día sus mentiras, patrañas y desprecios. Y mucho menos el profundo daño hecho a las clases más necesitadas, mientras rinde pleitesía a ‘doña banca’.  

     ¿Qué dirán ahora los parados de larga duración? Rodríguez sigue echando la culpa de la crisis a la política económica de los Estados Unidos. Cualquier ciudadano mínimamente formado no se cree semejante memez, pues forma parte de la patraña que ensombrece al socialismo a la española.  

     ¿Los parados seguirán viendo en Rodríguez al ángel benefactor o al inútil que acabó con el sueño de millones de trabajadores? Mal hombre es aquel que sabe recibir un beneficio - decía Plauto - y no sabe devolverlo. 
 

Jesús Salamanca Alonso

El dato de enero: Aragón y España cierran 2008 con un preocupante aumento del paro.


FOTOS -