Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
 





Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
27.11.2007.

Sobre el mal uso de las estadísticas.


Por: Emiliano Quílez

Ignacio Aréchaga, director de Aceprensa, hace unas consideraciones sobre el mal uso de las estadísticas que apoyo enteramente.

0 comentarios


El afán de impresionar


Sr. Director:


                  Ignacio Aréchaga, director de Aceprensa, hace unas consideraciones sobre el mal uso de las estadísticas que apoyo enteramente.


-Nuestra época  está obsesionada con la cifra que pensamos que todo se puede contar, que nada escapa a nuestro afán de exactitud. Aunque no podamos resolver muchos problemas, por lo menos sabemos cuántos los padecen. Esto nos da cierta seguridad, pues cifrar el problema parece que empieza a ponerlo bajo control.


                  Un comunicado que acaba de publicar la Organización Mundial de la Salud es capaz de inocular escepticismo. El comunicado informa de los nuevos esfuerzos del Health Metrics Netwyork, grupo cuyo objetivo es impulsar que los países que aún no lo hacen lleven un Registro Civil de nacimientos y muertes.

Resulta que a falta de Registro Civil en muchos países, ni tan siquiera podemos estar seguros de cuántos nacen, de cuántos mueren ni, por supuesto, de qué mueren.

      “la falta de sistemas de Registro Civil- dice el comunicado- significa que cada año el 40% (48 millones) de los 128 millones de nacimientos mundiales no son registrados. La situación es incluso peor respecto al registro de las muertes. Dos tercios (38 millones) de los 57 millones de muertes anuales no son registradas.

La Organización Mundial de la Salud solo recibe estadísticas fiables de causas de muerte de 31 de sus 193 Estados miembros”.


                 (…) puntualiza Aréchaga: conviene no olvidar que también es posible alcanzar conocimientos aunque no tengamos siempre todas las estadísticas. Ya lo advertía Goethe: “Si no pretendiésemos saber todo con tanta exactitud, puede que  conociéramos mejor las cosas”.

Emiliano Quílez.


FOTOS -