Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
28.11.2007.

La manipulación del vocabulario


Por: María del Carmen Antoja

Estamos de nuevo ante una táctica que vienen usando los socialistas y sus compañeros de viaje, darle a las palabras un sentido opuesto al que tienen.

0 comentarios


Por televisión han dicho que los farmcéuticos no pueden ejercer la objeción de conciencia para dispensar píldoras abortivas. Dicen que los ciudadanos tienen derecho a encontrar los medicamentos en las farmacias. Por lo tanto llaman "medicamento" a una cosa que es todo lo contrario a una medicina, el medicamento sirve para curar no para matar. La píldora abortiva no es una medicina es un arma letal. Hay que decir las cosas cómo son y no tratar de engañar a la gente. Estas sutilezas lingüísticas son las que van minando las conciencias de las personas y poco a poco nos acostumbramos a llamar "aborto" al crimen de los no nacidos y "eutanasia" al asesinato de los enfermos y ancianos. Ahora pretenden que también encontremos normal llamar "medicamento" al veneno. Los farmacéuticos tienen todo el derecho a ejercer la objeción de conciencia, si se les priva de éste derecho estaremos en el más totalitario de los Estados, por favor, ¡que no hablen más de democracia!. Carmen Antoja.


FOTOS -