Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.11.2007.

París, por José Yañez


Por: José Yáñez Laín

Los periódicos y la televisión nos han venido informando, durante estos últimos días, de los graves disturbios acaecidos en la capital francesa, en donde decenas de policías han resultado heridos y numerosos automóviles quemados

0 comentarios


             PA R í S

            Los periódicos y la televisión nos han venido informando, durante estos últimos días, de los graves disturbios acaecidos en la capital francesa, en donde decenas de policías han resultado heridos y numerosos automóviles quemados.

            Entre otros aspectos, el origen se produjo cuando dos chavales quinceañeros conducían en la tarde del pasado domingo una moto de cross, haciendo el caballito por el barrio de Villers-le-Bel, cuando murieron tras chocar, con su vehículo, con un coche  patrulla.

            La noticia de su muerte se extendió rápidamente en el barrio del norte de París, donde viven 30.000 personas. Cientos de jóvenes se echaron a las calles, incendiaron diversos automóviles y se enfrentaron a la Policía. Unos 25 policías heridos, 30 automóviles quemados y varios edificios incendiados.

            Existe un evidente paralelismo con el comienzo de los enfrentamientos que asolaron el país durante semanas en el año 2005.En aquellas tres semanas de graves disturbios, salió a la luz la ira y cabreo por el abandono de los barrios más desfavorecidos, la falta de perspectivas de los jóvenes y la frustración por el racismo.

            Altos niveles de paro, discriminación social y criminalidad confirman la siempre triste imagen de los suburbios parisinos. Así,  tanto ayer como  hoy,

            algunos comentaristas coincidían en que todo este caos se relaciona con erróneas o inexistentes políticas sociales. Con estos actos no sufren las jerarquías del Estado, sino ciudadanos que están en una situación igual o peor que los atacantes. No aparecen reivindicaciones conocidas, sólo la ira, violencia anónima y masiva que se extiende como una plaga, dejando destrucción y otros efectos del vandalismo.

            Es como si todos esos jóvenes y algunos críos por su corta edad, se hallen sin carga alguna de valores sólidos y de una mínima educación y por lo tanto convertidos en criaturas desarraigadas, egoístas, destructivas porque sí, molestos por lo que tienen a su alrededor... sin apegos y un caótico ambiente familiar.

            Desde aquí, en España, estamos contemplando, entre asombrados y preocupados, una inusitada  y repetida violencia en esa Francia inteligente, arrogante, orgullosa de su ley, de su democracia y su grandeza. Es de admirar y valorar positivamente lo que todo francés denomina, muy satisfecho, le grandeur. Una nación señera, con una alta cultura en todas las ramas del saber, educada, diplomática... pero ayer y hoy convertida en una nación envuelta en violencia, destrucción y muerte. Muy lamentable.

            Sin embargo, mi visión de París, como turista, claro, es muy entusiasta y no cambiará. Para mí es una ciudad maravillosa y una de las más hermosas, más ricas y más notables del mundo por sus maravillosos monumentos.

            Ojalá que esta penosa situación se resuelva en breves días. Amén.

                                                                                  José Yáñez Laín


FOTOS -