Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.4.2009.

La Reina sin nombre de María Gudín, una apasionante novela de aventuras


Por: Federico Rodríguez de Rivera

Leí con gusto la Novela de "La Reina sin nombre" y pensé que también habría disfrutado Lewis haciendo que sus jóvenes sobrinos entrasen de lleno en la historia. Quizá Tolkien habría hecho aparecer elfos, enanos y trasgos, pero también habría sonreído.

3 comentarios


La Reina sin nombre de María Gudín, una apasionante novela de aventuras

Leí con gusto la Novela de "La Reina sin nombre" y pensé que también habría disfrutado Lewis haciendo que sus jóvenes sobrinos entrasen de lleno en la historia. Quizá Tolkien habría hecho aparecer elfos, enanos y trasgos, pero también habría sonreído.



Y es que la epopeya y la realidad van a veces paralelas. Imaginando batallas uno se encuentra con unos bravos guerreros hispanos que en Anatolia, en la proporción de uno a diez desbarataron ejércitos, por lo que se hace creíble que sus abuelos mantuviesen a jaque a romanos, godos y moros.

Y en la época de dominación goda parece que no hubo gran control sobre los pueblos montañeses. De ahí hace una historia María Gudín que me ha parecido mejor trazada que la de García Villoslada sobre Amaya y los Vascos; si bien son culturas y épocas semejantes, con el mismo problema de fondo: la evangelización de los montañeses.

La ventaja, para mí, y el frescor de Gudín se debe en parte a que no tiene que hacer guiños nacionalistas de ninguna clase ni inventarse fantasías para justificar diferencias. La realidad es más apasionante y misteriosa. Además intuyo que sus lectores más solícitos son los sobrinos a los que nombra en la dedicatoria, si bien la buena Jana, la reina sin nombre, entre su estancia en tierra de los astures, su origen franco por parte de madre y su retorno a la tierra de los godos, requiere una buena trama y mucha imaginación para encajar en la realidad histórica donde se desarrolla la trama de la novela.

La profesión médica de la autora sirve para hacer más atrayente la figura de Enol, druida, monje celta, tutor de la princesa Clotilde, protector de Jana y persona principal entre los astures de Albión.

Creo que la novela es ideal para jóvenes, no en vano he tenido en mi mano ya la tercera edición.

Título: La reina sin nombre

Autora: María Gudín

Ediciones B, tercera edición


FOTOS -