Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.4.2009.

La gripe porcina


El contagio es de humano a humano por las vías aéreas, como la gripe estacional, a diferencia de otros virus de este tipo puede afectar a todos, es más grave en niños y ancianos, pero la gripe porcina también afecta a adultos sanos.

2 comentarios


La gripe porcina


Podemos comer carne de cerdo sin ninguna preocupación.
 
Ante el hecho indiscutible de la acción del virus que produce la influenza porcina o “gripe porcina”, creo que es conveniente decir, en primer lugar, que no se trata de una zoonosis sin más, que, por el que se sabe hasta ahora, el virus que está produciendo la pandemia no ha sido transferido al hombre a través del cerdo, sino que se trata de un patógeno del tipo A/H1N1, pero nunca antes detectado: tiene componentes porcinos, aviares y humanos. Este hecho nos debe dar una relativa tranquilidad, podemos comer carne de cerdo sin ninguna preocupación.
 
El contagio es de humano a humano por las vías aéreas, como la gripe estacional, a diferencia de otros virus de este tipo puede afectar a todos, es más grave en niños y ancianos, pero la gripe porcina también afecta a adultos sanos. Tiene un periodo de incubación relativamente corto.
 
Se manifiesta alrededor de cuatro o cinco días, y los síntomas muy parecidos a los de la gripe: fiebre por encima de los 39 grados, tos, dolor de cabeza, dolor muscular, falta de apetito, náuseas y congestión nasal.
 
A pesar de todo, la preocupación empieza a cundir y cada hora que pasa hay mayor desasosiego entre los que deben viajar. Parece que una vez más a los Gobiernos: del Estado y autonómicos, el problema los ha cogido en fin de semana, o el que seria el mismo con el pie cambiado. Por el momento el que si está claro es que podemos continuar comiendo jamón, chorizos y longanizas.
 
 
Domingo Martínez Madrid


FOTOS -