Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
30.6.2009.

La huella de un Santo, por Inés Robledo


Por: Colaborador

Con algo de retraso publicamos este artículo remitido por una lectora del digital, en homenaje a un santo aragonés, San josemaría Escrivá cuya celebración fue el 26 de junio con Misas en su memoria en muchísimos lugares del mundo.

3 comentarios


La huella de un Santo
 
Cuantas veces supone una gran satisfacción, conocer, tratar y convivir con personas que demuestran su capacidad e interés por agradar y resolver problemas que benefician a otras.


Son esos buenos empresarios, profesores, médicos, abogados etc.… que con su estudio y dedicación se ganan la confianza de los que acuden a ellos.


Así la confrontación con la realidad, de encontrar personas que viven en la fidelidad del cumplimiento de esa profesión que libremente escogieron llenan de confianza a quienes les tratan.


Es un lujo para los que tienen la suerte de convivir con ellos. A veces surge la picaresca, las zancadillas y otros enfrentamientos. Pero yo quisiera irme por el terreno de la confianza y el optimismo.


Por eso considero un lujo, haber conocido a personas que nacieron en el siglo XX,  pero su estela tiene claridad luminosa que asciende a los tiempos actuales.


Nosotros conocimos, a una persona de esa talla, con la suerte y la oportunidad, de compartir conversación rápida, sentir su mirada fija y su alegría espontánea. Tenía un algo especial, ya se notaba en él ese halo de santidad que años más tarde la Iglesia confirmaría.


Siguiendo el proceso que la Iglesia Católica exige, su canonización en la Plaza de San Pedro de Roma fue aquel inolvidable 6 de octubre del año 2002.


Cuando le conocimos en aquellas fechas del año 1972, era solo el Fundador del Opus Dei. Haciendo referencia a su fundación solía decir: “Tenía 26 años, la gracia de Dios, buen humor y nada más y tenía que hacer el Opus Dei y lo hizo aun contra corriente. Tuvo la incomprensión de los buenos, a la calumnia se unió la persecución, la difamación y la injuria de todo tipo. Recitaba con humildad y confianza, llenando de ilusión a aquellos primeros jóvenes que le seguían: “Soñad y os quedareis cortos”.


Rezaba y hacia rezar, se mortificaba y pedía a los enfermos de los Hospitales de Madrid que ofrecieran sus dolores, trabajaba y hacia trabajar. Un día ante tanta presión se enfrentó con el Señor y entregándose le dijo: “Señor si Tú no quieres mi honra, ¿yo para que la quiero?”, y desde ese momento encontró la paz para seguir adelante.


Y se fue escribiendo la historia de la Obra.


Toda la historia de la Obra, es la historia de las misericordias de Dios. “La historia nació pequeña y ha ido creciendo normalmente y luego de manera gradual y progresiva como crece un organismo vivo, como todo lo  que se desarrolla en la historia.”


Recordando aquel año 1972, hoy San Josemaría, emprendió una ruta pastoral por distintos países, entre ellos España. Vino a Andalucía, donde hizo una gran catequesis. 


Aquellas tertulias las tuvimos en Pozoalbero, casa de retiros y convivencias, próxima a Jerez de la Frontera. La Obra estaba ya extendida por casi toda Andalucía y fuimos muchos los que tuvimos ese encuentro con esa persona novedosa,  para casi todos, y a la vez desconocida.


Fueron tertulias familiares, como a él le gustaba decir, contestaba a cuantas preguntas le hacían de todo tipo: inquietudes familiares, espirituales y demás. Se hacían muy amenas por su carácter abierto y cercano, su proximidad y profundidad y respondía con el acierto de un hombre de Dios. (Véase películas recogidas de toda esa catequesis mundial)


Lo que podía ser novedoso en aquella época, hoy se conoce en toda su integridad. El Opus Dei, sus apostolados, su espíritu, sus normas y costumbres, todo el mensaje hoy está recogido en librerías, Internet y al alcance de  quién quiera encontrarlo a través de estos medios.
Conocer el mensaje que Dios le confió aquel 2 de octubre de 1928 es fácil, lo difícil hoy, si se tiene interés o curiosidad, es no conocerlo. - Aquí la lógica divina -.


Desde que la Obra fue erigida por la Iglesia como Prelatura Personal el 28 de noviembre de 1980 se fue abriendo camino a través de tantas páginas, artículos, escritos, libros y medios de información que se iban divulgando. Hasta entonces  aquel pudor  se mantenía reservado, que no secreto.


Hoy su mensaje es el santo y seña de tantas personas que a través de sus escritos,  entienden el valor del trabajo bien hecho, que la alegría, la salud, la enfermedad y la soledad pueden ser camino de encuentro con Dios y al ofrecer esas tareas ordinarias, corrientes, de cada día se pueden convertir en tiempo de santificación y oración. ”¡Que no hijos míos!, que no puede haber una doble vida si queremos ser cristianos: que hay una única vida, hecha de carne y de espíritu y esa es la que tiene que ser  - en el alma y en el cuerpo -  santa y llena de Dios: a ese Dios invisible, lo encontraremos en las cosas visibles y materiales.” (Homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra el 8 – X – 1967).


El 26 de junio de 1975 entrega serenamente su alma a Dios. Ese día se oficiaran Misas en muchas capitales de todo el mundo. Cada año miles de fieles van comprendiendo ese mensaje que se va impartiendo en todo el mundo.


Desde la eternidad había escogido el Señor ese momento y vendrían invitados infinidad de hombres y mujeres a participar de la buena nueva. Se habían abierto “Los caminos divinos de la Tierra” Aquí la lógica divina
 
Inés Robledo Aguirre


FOTOS -