Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
30.8.2009.

Obama y los enfermos de segunda


La reforma sanitaria que quiere acometer Obama parece, a priori, necesaria. Sin embargo, puede pasar inadvertida la inclusión del aborto sin restricciones, financiado con impuestos del ciudadano o de una eutanasia cuya crudeza asusta.

0 comentarios


La reforma sanitaria que quiere acometer Obama parece, a priori, necesaria. Sin embargo, puede pasar inadvertida la inclusión del aborto sin restricciones, financiado con impuestos del ciudadano o de una eutanasia cuya crudeza asusta: Consignado el nuevo paradigma de la salud en EEEUU, oficialmente adoptado por la OMS, se crean restricciones gravísimas, al reconocer el derecho a la salud sólo a aquellos ciudadanos que sean o puedan llegar a ser adultos sanos y productivos. Se pondrá límite a las consultas médicas y tratamientos para crónicos, desde síndromes de Down, enfermos de cáncer, ancianos...

Al mismo tiempo, deniega la objeción de conciencia a los profesionales de la salud y le concede al gobierno un control sobre las pólizas de seguro médico y la inspección de las cuentas bancarias personales para averiguar los gastos en salud. ¿Se trata de un avance sanitario o de una humillante clasificación entre enfermos baratos y caros, en un afán deshumanizador de la medicina sin precedentes? Obama, es otro de esos lobos disfrazados de mesías que gobiernan nuestro mundo, dictadores de normas sobre la vida y la muerte, haciendo apología de Dios, pero contra Dios.

Isabel Planas