Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
30.8.2009.

Los hijos y la profesión


Para las mujeres entre los 30 y 44 años, tener un hijo ha alterado su vida laboral, abandonando temporalmente el trabajo.

0 comentarios


La existencia de hijos no explica la dificultad entre trabajo y familia. Sí lo hace una baja tasa de empleo femenino y una debilísima fecundidad de 1,34 hijos por mujer. Los países que en la Unión Europea tienen una alta fecundidad, registran las mayores tasas de actividad laboral femenina. 


Es frecuente que en una familia ambos cónyuges tengan un contrato temporal, lo cual influye en sus decisiones de natalidad. La mayoría de las mujeres creen que el modelo ideal es aquel en el que ambos cónyuges tienen un trabajo similar y que se reparten el cuidado de los hijos. 


La actividad laboral femenina no impide traer hijos al mundo e incluso formar familias numerosas. Esto es lo que, Juan Pablo II, deja bien claro al recordar a los padres que no duden en tener una familia numerosa, porque lo prioritario no es el éxito, sino transmitir a los hijos los valores humanos y cristianos que dan sentido a la vida.


FOTOS -