Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
27.9.2009.

La apremiante importancia del agua para la humanidad


Por: Jesús Domingo

El Papa reitera, una vez más, la apremiante importancia del agua para la humanidad y la protección del ambiente

0 comentarios


La apremiante importancia del agua para la humanidad

 

 

 

 

 

Benedicto XVI recibió en el Palacio Apostólico de Castelgandolfo, a los promotores del Pabellón de la Santa Sede para la Exposición Internacional de Zaragoza del año pasado, acompañados de sus familias

 

En las palabras que les dirigió, el Papa recordó que “esta instalación, que fue una de las más visitadas y apreciadas, albergó una importante muestra del valioso patrimonio artístico, cultural y religioso, que custodia la Iglesia”.

 

“Con esta iniciativa, se trató de ofrecer a sus numerosos visitantes una oportuna reflexión sobre la importancia y el valor primordial que tiene el agua para la vida del hombre”, hizo hincapié Benedicto XVI, recordando la responsabilidad del hombre para con la naturaleza: Mediante su participación en la Exposición, la Santa Sede quiso además poner de manifiesto no sólo la imperiosa necesidad de proteger siempre el ambiente y la naturaleza, sino también descubrir su dimensión espiritual y religiosa más profunda.

 

“Hoy como nunca se ha de ayudar a las personas a que sepan ver en la creación algo más que una simple fuente de riqueza o de explotación en manos del hombre. En efecto, cuando Dios, con la creación, ha dado al hombre las llaves de la tierra, espera de él que sepa usar de este gran don haciéndolo fructificar de modo responsable y respetuoso”, recordó.

 

“La naturaleza es expresión de un proyecto de amor y de verdad y el modo en que el hombre trata el ambiente influye en la manera en que se trata a sí mismo, y viceversa”. Esto exige que la sociedad actual revise seriamente su estilo de vida que, en muchas partes del mundo, tiende al hedonismo y al consumismo, despreocupándose de los daños que de ello se derivan (Caritas in veritate 48 y 51). En este contexto, el Papa expresó su reciente encíclica Caritas in Veritate.

 

JDM


FOTOS -