Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
28.9.2009.

El lunes de las píldoras grises


Por: Federico Rodríguez de Rivera

Un lunes para recordar y para iniciar un proceso de cambio en defensa de la vida sabiendo que la "cultura de la muerte" no va a dialogar porque ya nos ha catalogado a los seres humanos como "la peor plaga de la tierra", mientras no sean ellos

5 comentarios


El lunes de las píldoras grises
 

Hoy, lunes, el progresista gobierno de Rodríguez Zapatero, con un total desprecio de la vida del no nacido, abre la puerta a la dispensación obligatoria de la "píldora del día después". No importa que los padres clamen diciendo que los menores de edad no pueden tomar esa decisión tan grave a sus espaldas.
 
El Gobierno sabe, es consciente de lo que se está acordando y en ese sentido, serán responsables, como unos nuevos Herodes, de la muerte de millones de inocentes que no se contabilizarán en ninguna de las estadísticas del aborto: más de 110.000 al año en España.
 
Ellos saben que la tal píldora es abortiva: mata, y mata a un ser humano por muy pequeño que sea. Y mata a un ser humano tan inocente que su único delito es el de sus padres que lo han concebido "por accidente".
 
Ellos saben que esa píldora daña la salud de la mujer y es un hecho científicamente probado.
 
Ellos saben que no es una medicina: no cura ninguna enfermedad, salvo que sea enferma toda embarazada.
 
Ellos saben que algunos harán un gran negocio dentro de la cultura de la muerte, que los laboratorios que la fabrican no son "benefactores de la humanidad" y que suministran un "producto infanticida"
 
Y yo sé que no soy un exagerado ni un radical, sino un ser humano que sabe que cuando una vida humana se desprecia, se desprecian TODAS las vidas humanas.
 
No es un día feliz, pero cambiaremos las cosas, volveremos a la cultura de la vida: espero que el 17-O sea un clamor popular.

Y también espero que el fin de semana del 6 al 8 de noviembre en el que tendrá lugar el Congreso Internacional pro Vida deberemos pensar una estrategia para que las cosas cambien.


 
Y yo sé que con Rodríguez Zapatero no vale el diálogo: no lo practica. Sólo cabe ejercer el derecho democrático y votar y presentar candidatos que respeten la vida humana y la protejan.
 
Espero que algún día, no muy tarde, seamos mayoría. Pues en caso contrario ¿quién y cómo respetará nuestra vida?
 
frid


FOTOS -