Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.9.2009.

Poli rico, poli pobre


El terrorismo mata a los Guardias Civiles, los políticos matan a la Guardia Civil

Por: Antonio González Churiaque

Desde luego es triste la diferencia salarial entre las policías locales y autónomas y las policías estatales; pero todavía es más escandaloso cuando estas diferencias son entre la Guardia Civil y la Policía Nacional.

0 comentarios


Alguno dirá que con la que está cayendo no es el momento de sacar este tema, pero me da igual.  Me llamarán insolidario, no me importa.

Miren ustedes, los funcionarios siempre han sido los paganos de todas las crisis.  Siempre les congelan el sueldo cuando vienen mal dadas pero, cuando cambian las tornas y vienen las vacas gordas, nadie se acuerda de ellos.  A los hechos me remito.  En la última crisis, el señor Aznar congeló el sueldo a los funcionarios para reducir el gasto público; me parece justo.  Lo que ya no me parece justo es que los funcionarios, cuando vinieron las vacas gordas, estuvieron perdiendo poder adquisitivo durante 10 años y de esto nadie se acordó.

Tras esto entraré no, en el traído y llevado caso de las diferencias entre las policías dependientes de las administraciones periféricas y las del Estado, sino en las diferencias entre la Policía Nacional y la Guardia Civil, cosa que es todavía más sangrante si cabe.

Miren  ustedes, empezaré diciéndoles que la plantilla de la Guardia Civil es, aproximadamente, de 78.000 hombres y el Cuerpo Nacional de Policía de…  Pues bien, y para fraseando a Cesar Vidal, “sin ánimo de ser exhaustivo, los hechos son los siguientes”:

1º Según consta en los Presupuestos Generales del Estado, en el epígrafe de incentivo al rendimiento (productividad), se le adjudica al CNP casi el doble -150.000 € más- que a la GC.

  La Guardia Civil, realizando un promedio de 160 horas mensuales, cobra 73 € al mes, frente a los 180 € mensuales que cobra, en concepto de turnicidad, un Policía Nacional realizando un promedio de 144 horas mensuales.

  En la Guardia Civil no existen los turnos de trabajo y para más INRI, a día de hoy, no tiene reconocido el día libre; lo único que tiene reconocido es el derecho a disfrutar de 36 horas de descanso continuado y el adelanto del servicio, aunque en muchas Unidades no se cumple, es mensual.

Frente a esto, podemos decir que la Policía Nacional tiene turnos de trabajo establecidos, se les reconoce el derecho al día libre y tienen una planificación del servicio anual.

Con todo esto, la Policía Nacional tiene reconocida la turnicidad por tal motivo se les reconoce el derecho a percibir, a quienes trabajan a turnos, el complemento del mismo nombre.  En la Guardia Civil, al no estar reconocida esta turnicidad, no se abona cantidad alguna por este motivo.  Lo único que perciben los Guardia Civiles es en concepto de los servicios nocturnos y festivos que les correspondan.

  Otra diferencia es la relativa a las vacaciones.  Mientras la Policía Nacional tiene derecho a vacaciones y por lo tanto tienen turnos vacacionales en Semana Santa y Navidad, a la Guardia Civil no se le reconoce este concepto sino el de permiso.  Esto quiere decir que no es un derecho en sí, es potestativa su concesión por parte del mando, evidentemente no existen turnos vacacionales de ningún tipo.

  En relación con los llamados Servicios Extraordinarios, los miembros del Cuerpo Nacional de Policía –en los destino en los que se requiera- que en su día libre tengan que prestar su servicio, se les remunera con 90 € por siete horas.  En la Guardia Civil esto no existe.

  La llamada territorialidad, algo desconocido para la Guardia Civil, se paga en la Policía Nacional (únicamente en zonas como Madrid y Barcelona) a 180 € mensuales.

  Aquí entramos en los traídos y llevados pabellones de los que la Guardia Civil dispone de 35.000 distribuidos por todo el territorio nacional y de los que 5.000 son pabellones de cargo.  Esto quiere decir que, cubriendo todos los pabellones (en algunas Unidades hay pabellones ocupados por dependencias oficiales) no llegaría para la mitad de los miembros de este Cuerpo.

Los pabellones no deben usarse para justificar la desventaja entre Policía Nacional y Guardia Civil.  El Cuerpo Nacional de Policía, como ya se ha dicho anteriormente, cobra el plus de territorialidad en Madrid y Barcelona.  Pués bien,  En Madrid, la disponibilidad de pabellones para personal de la Guardia Civil, supone el 2 % de la plantilla del área metropolitana.  El Policía Nacional cobra 180 € por la territorialidad, el Guardia Civil no.

Por otro lado, hay en zonas en las que la Guardia Civil presta su servicio, en las que no existe oferta alguna de viviendas en alquiler o compra, lo cual en estos lugares añade una penosidad para los Guardias Civiles y sus familias, penosidad que, por otro lado, no es reconocida por nadie.  Esto, una de las consecuencias que tiene es, por ejemplo, que por tener un pabellón adjudicado, el Guardia Civil y su familia, adolecen de las comodidades y servicios de las grandes poblaciones.

  En la actualidad, son muchos los opositores a ambos Cuerpos de Seguridad en el mismo año, esto trae consigo que todos los años alrededor de 200 personas aprueban las dos oposiciones y, curiosamente, ninguna de ellas opta por la Guardia Civil.

La cosa no queda ahí, son muchos los Guardias Civiles que una vez en el Cuerpo, opositan para ingresar en el Cuerpo Nacional de Policía, y si aprueban la oposición, se van al Cuerpo hermano.  Esto es curioso por una sencilla razón: no se conoce el caso de que un Policía Nacional se cambie a la Guardia Civil.

Anualmente, el número de aspirantes al ingreso en el Cuerpo Nacional de Policía, duplica al de aspirantes a la Guardia Civil, esto se explica primero por que los pabellones no es el motivo que rige en el aspirante para presentarse a uno u otro Cuerpo.  Y segundo la Guardia Civil reserva el 65 % de sus plazas para el personal de Tropa Profesional del Ejército, frente al 10 % que reserva el Cuerpo Nacional de Policía.  Esto redunda en una peor selección del personal que accede a la Guardia Civil frente a la realizada por la Policía Nacional.

Lupus Signatus


FOTOS -