Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
28.10.2009.

Los excesos de Manuel Cobo teledirigidos por Alberto Ruiz Gallardón


Por: Caballero ZP

Es lamentable el espectáculo que está dando el principal partido de la oposición, que en momentos tan graves por los que atraviesa el país debido a la inacción del gobierno, debería ser el madero al que poder asirnos los ciudadanos en busca de soluciones, y no la tapadera de todos los problemas del gobierno. Las declaraciones que el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, hacía este lunes en el periódico que más daño ha hecho al PP, es la muestra palpable de que algo no funciona en el partido, ya que se están permitiendo excesos y comportamientos que deberían haber sido erradicados de raíz hace tiempo.

1 comentarios


                         

Es lamentable el espectáculo que está dando el principal partido de la oposición, que en momentos tan graves por los que atraviesa el país debido a la inacción del gobierno, debería ser el madero al que poder asirnos los ciudadanos en busca de soluciones, y no la tapadera de todos los problemas del gobierno.

Las declaraciones que el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, hacía este lunes en el periódico que más daño ha hecho al PP, es la muestra palpable de que algo no funciona en el partido, ya que se están permitiendo excesos y comportamientos que deberían haber sido erradicados de raíz hace tiempo.

He de  reconocer que tengo el convencimiento de que Manuel Cobo no tendrá que hacer frente a ninguna responsabilidad por los insultos y acusaciones vertidos contra Esperanza Aguirre. Me hace pensar así, el silencio del presidente del partido,  y la seguridad con la que Cobo afirmaba que estaba muy tranquilo; no olvidemos,  que el mismo Gallardón respaldaba estas declaraciones, aunque todos sabemos que es  el  instigador de las mismas.

Entrando a valorar quien tiene razón en  esta disputa,  cuyo origen  es la lucha por el control de Caja Madrid, me guiaré por el sentido común,  por el desarrollo de los acontecimientos, y como no, valorando  quienes son los implicados en los mismos, su trayectoria y sus actos.

Cumpliendo con esa premisa,  no puedo dejar de recordar, como Gallardón acusó  en TVE a Esperanza Aguirre del espionaje que nunca existió, y de tener un grupo “parapolicial”.

 Respecto a Manuel Cobo, cabe destacar entre sus hazañas, los insultos que lanzó contra las víctimas del terrorismo, cuando  fue enviado por Gallardón para negociar con DENAES la colocación del  monumento en memoria de las víctimas del terrorismo en la plaza de la Republica Dominicana de Madrid.

 Según relata el mismo  presidente de DENAES, Santiago Abascal,  la actitud de Cobo "fue no mala sino nefasta, hasta el punto de que ofendió gravemente a la delegación de DENAES, en la que había víctimas del terrorismo",  a quienes espetó, “que a ver si había que colocar un monumento a cualquiera que lo solicitase", y puso como ejemplo el "hijo de una mujer maltratada".

Pero ahí no terminaron los despropósitos y los insultos de Manuel Cobo hacia las víctimas, ya que Abascal recuerda que llegó a decir que "en la placa no tenía que aparecer el concepto de víctimas de los enemigos de España y de la libertad porque era conflictivo, que eran víctimas de unos locos". Es más, cuando se le replicó que no eran unos locos, sino que ETA formaba parte de un proyecto separatista, Cobo llegó a decir que habría que hablar también de "las víctimas de los enemigos de la Gran Bretaña para que cupieran las víctimas de Al Qaeda”.

Si todo lo anterior que refleja perfectamente la catadura moral de los nombrados, le sumamos el análisis de  las últimas declaraciones de Gallardón y Esperanza Aguirre sobre el tema de la caja, podremos ser objetivos a la hora de señalar quienes son los que se  mueven por ansias de poder y control.

Alberto Ruiz Gallardón:

“El PP no es un partido federal  y que sobre asuntos de trascendencia nacional, como el caso de la presidencia de Caja Madrid, quien decide no es la dirección regional, es decir, Aguirre, sino la  dirección nacional, es decir, Rajoy”.

Esperanza Aguirre:

“El alcalde, al que tengo por ilustre jurista, se equivoca de medio a medio. Ni yo como presidenta de esta comunidad, ni Rajoy, como presidente nacional del PP, ni Rodríguez Zapatero, como presidente del Gobierno, podemos imponer a ningún presidente de Caja Madrid, sino que han de hacerlo por consenso los sectores representados en la entidad, pues lo contrario sería un error manifiesta y absolutamente ilegal. Esos sectores que elijen al consejo de administración, y luego al presidente, son representantes de los clientes, trabajadores, entidades sociales y corporaciones”.

Yo con todo  esto, ya tengo forjada mi opinión, que no es otra que la que  claramente dejo ver  en este artículo de opinión; ahora solo queda esperar a que Rajoy despierte y nos cuente la suya.

 

 

 

 

 

 

 

 


FOTOS -