Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
31.10.2009.

¡Qué mamarrachada!, la nuestra


Por: Javier Peña

Cada día es más evidente que nuestro gobierno se comporta como se presume que hace el avestruz ante los problemas. Y, tras esconder la cabeza, sin duda que sueña, despierto o dormido, con una fantasía que le sirve para sustituir a la realidad y que llega a suplantarla.

0 comentarios


¡QUÉ MAMARRACHADA!, LA NUESTRA

 

Cada día es más evidente que nuestro gobierno se comporta como se presume que hace el avestruz ante los problemas. Y, tras esconder la cabeza, sin duda que sueña, despierto o dormido, con una fantasía que le sirve para sustituir a la realidad y que llega a suplantarla. Así y con cuatro datos que se sacan de no se sabe dónde, más un buen pirotécnico, se monta un castillo de artificios que, tras ese momento fulgurante del encendido, sólo deja humo y peste a azufre. Un plan sacado de algún libro de utopías y que tienen la desfachatez de firmar como “El no va más del Gobierno de España”.

Un mal plan y un auténtico despropósito como son los que se nos ocurren a los adolescentes y que mi querida madre, tras escucharme con suma paciencia, terminaba por calificar de “mamarrachada”. Ella no lo decía por falta de cariño sino por todo lo contrario ya que, al percatarse del mis desatinos, intentaba evitar que fracasara o que hiciera un gran ridículo: ¡Qué mamarrachada…!.

Aquí y ahora sólo cuenta el poder del dinero y el dinero que propicia el poder, todo lo demás son cuentos chinos para incautos. Empezando por la magnificación del principio de igualdad de sexo que se convierte para el socialismo español en un banderín de enganche para movimientos feministas y que se lleva hasta el ridículo de elegir de forma paritaria. Igualitarismo cuantitativo en el que no hay  verdadera igualdad, porque ésta se logra desde la libertad y la capacidad de concurrir, desde una confrontación por conocimiento o experiencia. ¿Es falta confianza o una estratagema desde el más puro machismo? No se como lo han hecho aquí, pero la evidencia nos dice que para seleccionar a las “miembras” del gabinete ministerial, lo más probable es que hicieran un concurso de tontas…

Esta misma mañana el PNV justificaba su posicionamiento sobre la ley del aborto como si estuviera hablando del cambio climático. No me extraña que vayan a peor porque sólo les importa conseguir sus “cromos” y ya no son ni liberales, ni auténticos nacionalistas sin extremismos, ni… cristianos. ¿?

Tampoco es de recibo que, el liderazgo de Rajoy, sea un juego de componendas, ciénaga que se va tragando todas sus posibilidades, mientras espera que su antagonista caiga por efectos de la crisis. Pero, no hay oportunidad sin labrársela. Un proyecto y una dirección, como ha dicho el Sr. Aznar.

Hay miedo en el ámbito político y es el miedo de la mediocridad, de quienes no pueden mantenerse por sus propios méritos. Es el miedo a los más preparados. Ahora que hemos permitido reinar a las mujeres, en la práctica, no estamos dispuestos a aceptar la presidencia de una mujer, como está haciendo Alemania y han hecho otros países, sin que por ello hayan perdido ningún prestigio, todo lo contrario. Es el caso de Ángela Merkel y fue el de Margaret Thatcher o el de Golda Meyer.

Esta es una población que ya no puede más. Una sociedad que acaba de decir: “Con mi dinero no”, y lo firma la plataforma: “Clases medias”…                                          

 Javier Peña Vázquez * Málaga


FOTOS -