Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
27.11.2009.

Crespones negros


Por: Javier Peña

Hoy es un día de dolor porque se ha aprobado una ley injusta. Una ley contra la vida. Jamás debiera de haber amanecido un día tan nefando; ninguna hecatombe mundial ha sido tan grave como la del megagenocidio del aborto.

6 comentarios


Crespones negros





Hoy es un día de dolor porque se ha aprobado una ley injusta. Una ley contra la vida. Jamás debiera de haber amanecido un día tan nefando; ninguna hecatombe mundial ha sido tan grave. ZP asegura que esta ley nos sitúa entre los “países más avanzados”, lo que no ha dicho es que sólo en el campo de la iniquidad, de las heces, como siempre. ¡Cuánta maldad!

¡Que España se vista de sayal, implorando perdón por su gran pecado! ¡Que la Humanidad entera le secunde por su complicidad de acción u omisión! Que en cada balcón/ ventana ondeen señales de duelo y todos nos vistamos de luto riguroso. Que este mundo gima y llore por esta atrocidad, ya que acabamos de restaurar el circo o hemiciclo en el que se sacrifica al inocente.

Nunca imaginé que sería testigo de una celebración satánica en la Catedral del Derecho Positivo, nunca quise ver a las verdugos felicitándose por su macabro cometido. Una auténtica orgía de sangre o aquelarre. ¡Que se exorcice el Congreso de los Diputados! Un espacio de la dignidad humana, un lugar destinado a la concordia, impregnado, hasta rebozar, de sangre inocente; escarnecido y mancipado por el sacrilegio de quienes debieran defender la maternidad y el fruto de sus entrañas como la misión más sacra e inconmensurable que hay sobre la tierra.

Un grito desgarrador se oye en “la cuna de la hispanidad”, llanto y lamentos grandes; es María que llora por sus hijos, y rehúsa el consuelo, porque ya no viven.

Javier Peña Vázquez * Málaga


Que se alegren de que maten niños muestra su categoría humana

El lugar de Herodes.02


FOTOS -