Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
30.12.2009.

Un mal año para Zaragoza


Por: Humberto Vadillo

El año que termina ha sido malo para Zaragoza. Nada nos asegura que el próximo no sea aún peor.

1 comentarios


Zaragoza ha recibido varios golpes muy duros este último año. El más doloroso, el que ha abierto sus entrañas como una mala cuchillada ha sido el inicio de las obras del tranvía. Una mala idea con una terrible ejecución. Una mala idea fruto exclusivo de designios ideológicos y no del deseo de mejorar la calidad de vida de los zaragozanos. Junto a ésta la extensión desenfrenada del carril bici a toda la ciudad hace de efectivo estrangulador de la movilidad ciudadana. Al ciudadano que quiera desplazarse al centro de Zaragoza, y uso centro en su acepción más amplia, sólo se le garantiza incomodidad, molestias y falta de suficientes plazas de aparcamiento.

El más insidioso ha sido la ley de lenguas, que aunque el texto no lo explicite establece la práctica cooficialidad del aragonés y del catalán en Aragón. Uno de esos dislates históricos que ha costado a Iglesias un par de semanas aprobar y del que vamos a tener años para arrepentirnos. Además del desaguisado histórico, el batiburrillo intelectual y la rebatiña de cargos que ya se prometen muchos y que ya ha empezado con la contratación de profesores e interpretes en Aragón hemos abierto la puerta a todas las reivindicaciones del nacionalismo catalán "més trempat". Y Zaragoza pagará, como paga siempre las facturas. Y las facturas llegarán y serán abultadas.

Junto a estas dos injurias tan lacerantes, tan dolorosas casi parece frívolo referirse a la actual postración y probable futura desaparición del Real Zaragoza. Un club que preside con opíparo sueldo el socialista Eduardo Bandrés tras capitanear una vergonzosa operación política con la que muchos han engordado ego y bolsillo. El Real Zaragoza aterrizó blandamente en manos de un constructor de obra pública cliente del socialismo aragonés. La doble promesa era, recuerdo, fichajes de lujo, equipo en Europa tres de cada cinco años. La realidad fue la bajada a segunda, es el 6-0 madrileño y será salvo intercesión del Angel Custodio (y cuando hable de intercesión me refiero a que salte él al campo con el número nueve y meta los goles) un nuevo descenso y la casi segura desaparición del club.

Mucha suerte va a necesitar Zaragoza el año 2010. Ojala la tengan, en lo personal, nuestros amables lectores de Aragón Liberal.es


FOTOS -