Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
27.12.2007.

Libro recomendado: Reflexiones sobre la Revolución en Francia de Edmund Burke.


Por: Federico Rodríguez de Rivera

No sé si has leído ya este libro, para mí ha sido una sorpresa verlo de nuevo en Criteria, en su selección. Es algo interesante y de gran actualidad. A mí me llamó la atención como los "progresistas" de la Revolución Francesa eran los que amortizaban los bienes de los nobles y de la Iglesia y acababan en sus manos después de un breve proceso.

0 comentarios


Me recordó la desamortización de los Progresistas liberales de Mendizabal, que también lograron "de las manos muertas" llevar las tierras y abadías a las "manos de los vivos", que son ellos mismos.

Hoy está resucitando un intento de "liberalismo progresista", anticatólico y antilibertad, curioso engendro decimonónico parecido al "socialismo progresista" de Zapatero... dedicados a destruir más que construir. Y eso por la reacción ante los verdaderos liberales, gente madura que ha elegido un ámbito de convivencia donde quepamos todos y donde no nos adoctrine nadie.

Así es la vida. A esos "vivos" les dedico este libro y les animo a su lectura:

Reflexiones sobre la Revolución en Francia de Edmund Burke
 
La obra fundamental del pensamiento conservador moderno
 
 

Edmund Burke es el padre del pensamiento conservador moderno, especialmente en el mundo anglosajón. Líder intelectual del partido de los old Whigs, defensores de la libertad civil y política frente al poder arbitrario del Rey, Burke sobresalió por su entendimiento de Europa como una gran comunidad de naciones con una herencia moral y jurídica común.


Burke vio en la Revolución francesa el posible advenimiento de la barbarie y de la subversión de toda ley moral y de toda tradición civil y política, anticipándose a Tocqueville al vislumbrar los peligros del despotismo democrático. Debido a su confianza en el camino de la tradición a lo largo de la historia, la filosofía política de Burke se aleja de las abstracciones racionalistas y ahistóricas propias de la Ilustración. No propone tanto un programa concreto, sino que defiende el ethos clásico-cristiano, fundamento de las leyes en las tradiciones jurídicas y culturales tanto de su país como de la civilización Occidental. Influido por su conocimiento de la filosofía realista, concibe el derecho natural moral en armonía con las instituciones civiles.

El pensamiento político de Burke queda recogido en sus Reflexiones sobre la Revolución francesa. El libro constituyó uno de los ataques más conocidos a la Revolución, que se encontraba entonces en sus primeros años. Por la agudeza de sus análisis, en el siglo XX esta obra maestra ha ejercido una importante influencia en los círculos intelectuales conservadores y liberales (Popper, Hayek o Kirk expresaron su deuda con Burke), pues sus argumentaciones se revelan igualmente válidas como crítica al comunismo y a otros programas políticos totalitarios socialistas.
 
Sobre el autor
 
Edmund Burke
 
Hijo de padre protestante y madre católica, fue educado desde 1743 en el Trinity College de Dublín. Serio, estudioso y ambicioso, conocía a los autores griegos y latinos y se interesaba ya en política, filosofía, ética y estética. Se graduó en 1748 y dos años después se dirigió a Londres para cursar leyes. En 1756 escribió su tratado de estética Indagación filosófica sobre el origen de nuestras ideas acerca de lo sublime y de lo bello. Las necesidades económicas le hicieron dedicarse a la política. En 1766 empezó en el Parlamento una afortunada carrera. Sus facultades oratorias y la profundidad de su pensamiento concentraron en él grandes esperanzas. Entre 1787 y 1790 compuso las Reflexiones sobre la Revolución francesa. Burke en esta obra inaugura su denominada “epistemología de la política”; un modelo de empirismo político, donde rechazaba el escaso respeto por la tradición legal consuetudinarista de los nuevos principios legales emanados de la Revolución francesa. En julio de 1794 se retiró del Parlamento y en 1796 redactaba las cartas On a Regicide Peace en protesta contra los rumores sobre negociaciones de paz con Francia. Murió en 1797.


FOTOS -