Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
7.1.2008.

Dos libros en uno: Francisco de Asís y Tomás de Aquino de Chesterton


Por: Federico Rodríguez de Rivera

Hace ya muchos años, cuando estuve en Roma estudiando, se me aconsejó que leyese un librito, Santo Tomás de Aquino, de Chesterton. Ya han pasado casi treinta años y cuando vi "dos en uno" en un solo libro estas dos obras de Chesterton separadas diez años en su autoría, no pude menos que releer y disfrutar...

0 comentarios


Título: San Francisco de Asís y Santo Tomás de Aquino.

Autor: G. K. Chesterton

Editorial: Bibliotheca Homo Legens, Madrid 2006

El primer libro, San Francisco de Asís, es de 1923, y es un homenaje al Santo que le acompañó en su conversión al catolicismo. Y es, también un libro de imágenes, de cuadros gráficos, de gestos con un gran significado. Una delicia escrita por alguien que se siente deliciosamente a gusto contemplando al santo del sentido común ante la naturaleza.

Para Chesterton, San Francisco reconcilió la naturaleza con su creador. Él vio al hermano Sol y la hermana Luna, al hermano árbol, al hermano asno... como criaturas que habían salido puras de la mano de Dios y les rescató de la mitología pagana, llena de hechos corruptos, sangrientos y deplorables. El jardín de San Francisco es el jardín donde se canta la gloria de Dios... el jardín de los clásicos es donde los faunos y los humanos se regalaban en orgías y demás ceremonias... La luz de San Francisco arrojó los fantasmas que atenazaban el mundo al ver el mundo con su inocencia primigenia, cuando Dios al crear vio y "vio que era bueno"... y cuando creó al hombre añadió... "que era muy bueno". Para que tengamos esperanza y optimismo.

El encuentro con Santo Tomás es más tardío y su obra vio la luz en 1933... se sentían en Europa los aires de los totalitarismos: nazismo, fascismo y socialismo... tres lacras que atentaban contra la libertad con unas filosofías que los sustentaban basadas en "una paradoja" que está contra el sentido común. Por eso admira a Santo Tomás, un optimista en el poder de la razón y un filósofo del sentido común: Si veo un prado, es un prado... no es una mera impresión, ni tengo duda de que es algo distinto a mi.

Curiosamente los relativistas y los escépticos en el poder de la razón para conocer el bien y la verdad, son los inventores de esos sistemas totalitarios en los que, sin "verdad real" nos obligan a creer lo que ellos afirman, o sin "creer en la libertad" generan regímenes para atenazar esa libertad.

Vale la pena leer y meditar ambas obras, que en unas 275 páginas en total, son de la mayor actualidad.

frid


FOTOS -