Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.6.2010.

Aído y su ley del aborto


A falta de otros razonamiento, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha insistido en que el debate sobre el aborto que plantean los grupos provida "ya ocurrió hace un cuarto de siglo y está ampliamente superado por la sociedad", como si la defensa de la vida tuviese fecha de caducidad.

0 comentarios


Aído hizo esta afirmación tras una serie de reuniones que ha había mantenido con la Asociación de clínicas acreditadas para la interrupción violenta del embarazo y con la Sociedad Española de Contracepción y Fundación Española de Contracepción.
 
La titular de Igualdad destacó su coincidencia con estas asociaciones abortistas sobre la necesidad de modificar la ley así como de que vaya acompañada de una estrategia de lo que se ha convecino en llamar “salud sexual y reproductiva” para ocultar así el drama del aborto. Según Aído, en sus encuentros se puso de manifiesto el deseo común de "reducir el número de embarazos no deseados con más prevención, información y educación", además de "protección, garantías y seguridad jurídica para la mujer y los profesionales", cierto, regalando la PDD y la RU-486.
 
En todo caso, Aído afirmó que el Gobierno quiere que no se produzcan abortos "fuera de la legalidad" por lo que “se perseguirán los abortos que se produzcan de manera clandestina e ilegal", si es que la nueva ley ofrece algún resquicio para ello. En realidad, lo que Aído dio a entender es que para que no haya abortos “ilegales” el Gobierno aspira a legalizar todas las situaciones en el marco de unos plazos que las clínicas abortistas quien ampliar al máximo posible, 22 semanas.
 
Para que la ministra tuviera aún más claras las ideas, el presidente de las clínicas abortistas propuso a la ministra una ley de plazos de 24 semanas, porque la de 14 "deja fuera a un colectivo de mujeres, que precisamente son vulnerables". En caso de diagnóstico tardío de malformaciones pretenden no establecer límite y que la decisión la tome un comité en 48 horas. También defendió que no haya límite "cuando un bebé no vaya a tener una vida digna". ¿Qué entiende Aído por “vida digna”?
 
Jesús Domingo Martínez


FOTOS -