Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
3.10.2011.

Mis esperanzas en Ana Pastor


Por: Federico Rodríguez de Rivera

El otro día, Benigno Blanco, desde el Foro de la Familia, mostró su alegría ante las declaraciones de Ana Pastor en orden a eliminar la actual ley del aborto socialista. Una esperanza insuficiente pero un camino para el rearme ético de la sociedad española.

2 comentarios


Lo maligno de una ley que facilita matar seres humanos sin consultar con nadie y que elimina toda traba a algo tan serio como el aborto, hace que la vuelta al control del "crimen" sea un avance; pero eso no es suficiente. No puede existir un negocio que se sostenga matando seres humanos. No puede ser una actividad lucrativa y legal el matar.

No es suficiente que se juzgue al doctor Molins por evasión de impuestos. El asunto es muy serio. El Parlamento aprobó una ley inicua que, por desgracia, no supone ante la ciudadanía un mayoritario rechazo. Diría que la ceguera es ciudadana. No queremos ver en orden a una teoría que nos satisface, que aquieta presuntamente nuestras conciencias, la realidad de la vida humana que late desde el primer momento de la concepción.
 
La regeneración política pasa por el respeto de la dignidad de todo ser humano. También pasa por no catalogar a los españoles por los "míos" y los "otros". El color político no puede ser motivo para eliminar de la construcción de la vida pública a los que no son de mi color. Sólo el sectarismo enfermizo del socialismo zapateril lo ha intentado en nuestra joven democracia.
 
Hemos salido fortalecidos, eso espero, castigando al sectario que tuvimos de presidente y que felizmente nos dejará el 20-N. Y es que su gobierno no fue para promover el bienestar de España sino para inculcar su nefasta y retrógrada visión de la vida y del relativismo ético: para desmontar los valores y sustituirlos por las emociones.
 
Si recuperamos valores, el primer valor es el respeto a toda vida humana: no sólo para respetar el derecho a vivir, sino también para contar con todos para construir una nación que, en plena crisis, necesita que todos arrimemos el hombro y trabajemos.
 
Espero que Ana Pastor, Rajoy y todo ese nuevo equipo no nos defrauden con componendas.
 
frid


FOTOS -